lunes, 10 de octubre de 2016

Gerardo Miranda en Vértice en el tiempo reunión de poetas 2016


Con el maestro Hernán Lavín Cerda en la clausura de Vértice en el tiempo, reunión de poetas 2016
Fotografía: Carlos Cureño



viernes, 9 de septiembre de 2016


viernes, 19 de agosto de 2016

domingo, 24 de julio de 2016

 Entrevista para la revista Tercera vía por José M. Vaca. Fotografías de Annik Donkers
(el link abajo de la foto)


hhttp://terceravia.mx/2016/07/entrevista-gerardo-miranda-la-realidad-fuerte-hombre-puede/

domingo, 6 de marzo de 2016


viernes, 15 de enero de 2016

Oración a la ex virgen del Carmen

Oración a la ex virgen del Carmen

dice falo para no decir otra cosa
porque suena más musical
porque la palabra falo le recuerda la palabra flauta
que para ella es más melodiosa que la palabra verga
esa música bendita de viento
y esas amplias caderas

¡puta madre, qué caderas!

más cuerpo para tocar
hermoso y bien formado
que manos posea yo para tocarlo
torneados y prestos muslos, medicina del azogue
y ese paladar santísimo de alabanza digna
con esa lengua contenida en su rostro relicario
por el que más de uno     haríamos procesiones diarias
para llegar al destino oscuro
origen y final del hombre entero

sea pues alabada nuestra
imagen digna del deseo por el que varios perdimos
las ideas y rencores
los gustos y los enconos

con su venia permita tocarnos a nosotros mismos
como consuelo a su cada vez más escasa presencia
antes de que la razón se nos revuelva

o la vida nos esquive

lunes, 28 de diciembre de 2015

AUTORRETRATO


lunes, 14 de diciembre de 2015

lunes, 7 de septiembre de 2015






miércoles, 19 de noviembre de 2014


miércoles, 22 de octubre de 2014

preocupado cristo a la moda con piercings y corte al ras

preocupado cristo a la moda con piercings y corte al ras
descendiste apresurado por un cielo que nos es tuyo
omitiendo loas y oraciones de atrás tiempo
quién dijo que las reglas se miden en pulgadas
acá tu virgen que no lo es tanto
por la espera ha perdido el encanto  y su pureza ya es cosa de otros tiempos
desde lo blanco del ojo que era lo único blanco en ella
antes del último porro se desviste sin recuerdo de tu aliento


martes, 2 de septiembre de 2014

Ahora naces poeta (Antonio Cisneros)



[…] Hay poetas que han sido muy cultos  y otros que tuvieron poca formación académica. Hay quienes se han dedicado a la enseñanza universitaria, como Pedro Salinas o Jorge Guillén, y otros que se la pasaron de cantina en cantina, como Martín Adán. Hay quienes no trabajaron en toda su vida y los mantenía su mujer, como Vallejo, y otros que fueron banqueros importantes, como Stevens,  dueño de la compañía de seguros  más grande de Chicago. Otros que fueron médicos como William Carlos Willliams, o diplomáticos, como Octavio Paz o Saint John – Perse, o hasta aventureros, como Rimbaud. Lo que sí puedo decir con certeza es que, sea mediante una formación académica o no,  el poeta tiene que ser culto, tiene que conocer su oficio. No existe poeta que se haga sólo con base en buenas intenciones y desconociendo la tradición. Tienes que conocer lo que se ha escrito para no volver a inventar la pólvora, tienes que dominar la técnica. Al fin y al cabo la poesía, no es más que una forma de decir las cosas, para que el que te lea diga: “!Carajo, yo quería decir esto, pero no sabía cómo!”; y eso no lo vas a lograr si no lo aprendes con alguien que sepa más que tú o si no lees con atención. Y todo esto para qué, si no es para aspirar a ser un poeta de verdad. Ahí tienes a Eugeren, que inventa todo un universo sin salir de su casa de Barranco donde vivía con sus dos hermanas; o a Perse, que también tiene un universo riquísimo, basado en el Caribe francés. Lo importante es que escribas para dar un testimonio artístico de lo que vivas. Pero eso sí: el poeta nace. Nada de “diez por ciento de inspiración y noventa por ciento de transpiración”, esa frase se repetía mucho en la década de 1960, en tiempos del “positivismo” marxista. Hoy sabemos que existe un elemento genético. Ahora naces poeta. Pero sin o te haces de una técnica para desarrollar ese elemento, el poeta nunca aparecerá.   


Tomado de la Revista Alforja, no. 35, México,2005.  

lunes, 1 de septiembre de 2014


domingo, 3 de agosto de 2014

lo que el astronauta extraviado le confesó a su rescatista     segundos antes de que su memoria se viera consumida por el recuerdo de las explosiones solares y el llanto de los pájaros


pura astronave brilla siempre
como una simple lámpara de aceite
que ya se siente sola
y sin familia
en el terrible espacio
entre tanto cielo ciego
que no cesa
y tanto abismo centelleante
que no se abre
                                                                                                                         
Jorge Eduardo Eielson


1.

el grito de piedra toma forma en el vacío
rodeando una manada de estrellas dispersas
que gimen y gritan
la ventaja más plausible de ser un astronauta
es no pisar la mierda de los perros en la acera
bajo el cenit artificial que nos ilumina de nariz a rabo
y la palmada sin eco como el último acto desesperado
sea entonces el tieso encanto de una nave que se aleja
sea pues este acto registrado
como el último antes del descenso


2.

la última luz del pórtico se aleja
más rápido que esta nave
que deja atrás los certeros espacios entre las placas tectónicas
que colapsarán más pronto que tarde
yo corrijo hasta perder mis facultades
la aventura espacial a cambio de un puño de tierra firme


3.

descendimos por las nubes articuladas
donde el sonido del vacío
hace eco en la transparencia de nuestra manos
tan despacio
tan de pronto
tan articuladas las fronteras que nos limitan el contorno
el abismal sonido de las palmas al juntarse
desemboca en el principio primero del desastre
la amenaza para la destrucción del cielo
la ebullición de la sangre en la cabeza
el opaco olor a naftalina que inunda nuestra nube destrozada
plateado fuselaje piel de repuesto entre los dedos
el tercer planeta es un presagio que no llega


4.

y así entre el agreste vacío convertido en el polvo de nuestros cuerpos
la cápsula desciende entre loas y alabanzas
la tierra abandonada enorme y oscura
sustituida por el nuevo puerto seco
que nos traga por completo
tanto vacío no nos cabe ya en los ojos
abandono de una vez mis habitaciones terrestres
la última escena del revival
si los bellos desastres vienen acompañados de una sonrisa de culpa
¿cómo corregir el rumbo de las constelaciones tan cercanas?


5.

has intentado masturbarte en gravedad cero
en espera de los próximos turistas
ignorando las viejas leyes de la oferta y la demanda
aguardando en la antigua estación espacial olvidada
que las termitas no consumieron
sin arriba
sin abajo
sin muros que te contengan
la cruel verdad de un destino que se aleja


6.

las paredes reblandecidas
suaves como riñones de cordero
no soportan el embate del vacío
revólver luminoso
disipa nuestras cabezas desde el cielo
nuestros cuerpos convertidos en fósiles
descansarán en una lejana playa
libre de turistas
el aterrizaje no tendrá  fin
yo celebro las espinas del vacío
escaleras para un cadáver mutilado


7.

y los encuentros cercanos con el tercer sexo
que es como el sexo simple
pero sin sexo y sin lo tercero
es decir    
un encuentro simple
más simple que lo concreto
y más blando que lo endeble
lo endeble del sexo mismo
pero sin encuentro
qué tiempos son éstos
donde las conversaciones sobre hetairas marcianas
se han convertido en lugar común


8.

abandonemos la escafandra para resistir el embate de los siglos
la eyaculación silenciosa de un planeta enfermo
los orines calientes de su núcleo desaparecido
y su piel estirada
tóquese el pecho
y cierre los ojos
contenga la respiración y los recuerdos
si los perros ladran es señal del despegue
abróchese el cinturón
y protéjase los testículos


9.

en tercera dimensión las cabezas lucen más grandes
una mancha o un hoyo negro que nos llama por el nombre
nuestro esperma gravita seguro en el vacío
las palpitaciones nos rajan en tiras estallándonos los ojos
y así solos nos fuimos creyendo el cuento del vacío
así solos nos comimos las entrañas
solos así nomás
miramos por las escotillas en espera del regreso de la noche
el recuerdo de la bomba H
las plantas de los pies que no aterrizan y sedientas se aferran a la tierra
evitando el avance certero y programado de los segundos
y ahí con el humo en los ojos
evitando la congestión haciendo señas con los dedos entumidos
gravitando con los ojos en las manos
la mirada perdida de un cosmonauta se convierte en el punto sin retorno
lo que el cuerpo calla
la mente se lo come
las cosquillas en la entrepierna y el sudor de los costados
la grasa que se extiende tras soportar los embates del tiempo
con escasas horas de sueño y sueños escasos sin horario
acercándonos al astro padre
astro rey
enorme huevo doble yema ardiente inmaculado
que nos cocina sin mirarnos
y mirando hacia abajo nos troza los caminos


10.

baila el hombre solitario con su carcasa inflable y escafandra
su paso impetuoso que deja huellas para el tiempo
donde vemos virtualmente su paso a paso por la línea imaginaria
y las fronteras desmarcadas
su hazaña perdida sin oxígeno en papel periódico
ahora en peligro de extinción
dibuja extrañamente un futuro rebasado
por el pasado y el presente
brillo de páncreas y electrones y turbinas


11.

lámina de cobre
blanda pared incendiada que desciende entre orillas
aún más blandas
que esta nave nos muestre los músculos debajo de su carne
y el flato supersónico nos impulse a ningún lado
no hallaremos refugio en las estrellas
planetas ni cráteres albergarán nuestros huesos
entre parpadeos nuestro mundo se derrite
y con él nuestra piel torcida y ahuecada
la bolsa de mareo se humedece y nos salpica
las nauseas espaciales no difieren de las terrestres
Oh capitán     mi capitán
nuestro azaroso viaje ha terminado
al fin venció la nave y el premio fue ganado
el deslinde imaginario
de un cuerpo atiborrado de mañas y recuerdos
que se miran frente a frente a contra luz 
se percibe débil y blando
marca de saliva y sudor vitral rodeado de calor
y la escafandra
Oh capitán     mi capitán
nuestro azaroso viaje ha terminado
al fin venció la nave y el premio fue ganado
tan desde siempre descendimos por las articuladas nubes
donde el abismal sonido del vacío
hace eco con la transparencia de nuestros cuerpos
tan despacio
tan de pronto
tan articuladas las viejas fronteras que nos limitan el contorno
y el abismal sonido de las palmas al juntarse
tocando una superficie blanda
desemboca en el principio primero del desastre
lámina de cobre
blanda pared incendiada que desciende entre orillas
aún más blandas
que esta nave nos muestre los músculos debajo de su carne
y el flato supersónico nos impulse a ningún lado
Oh capitán     mi capitán
nuestro azaroso viaje ha terminado
al fin venció la nave y el premio fue ganado